PROGRAMAS

El objetivo de Fundación Abrázame es apoyar la labor de los hogares de menores, que sean del SENAME u Organismos colaboradores.

En este sentido, creamos dos programas de voluntariado dentro de los hogares con los cuales colaboramos:

El primero,  especializado en el apoyo a la labor día día de las educadoras de trato directo en los hogares de lactantes y un trabajo en conjunto diario con el hogar y en todas sus necesidades.

El segundo, que brinda apoyo en la gestión de actividades y salidas y en la generación de oportunidades para los niños y adolescentes (6-18 años) ya que muchos hogares no cuentan con apoyo en este area o no tienen encargados dedicados exclusivamente a eso. 

¡Descubre aquí las dos modalidades!

Programa de voluntariado de trato directo

¡Ven a  abrazar bebés!

¿Qué es?

El voluntariado de cuidado directo (o permanente) es la visita a los bebés y a los niños jóvenes hasta 6 años en los hogares de menores en un horario determinado.

Son turnos de mínimo 2 horas semanales durante los cuales, la voluntaria colabora en la contención, el cuidado y el estímulo de los lactantes, donde las principales tareas son el  cuidado de los bebés,alimentarlos, hacerlos dormir, entregarles amor y jugar con ellos. Serás un aporte importante y necesario en la vida de estos niños y ayudarás a las educadoras quienes, la mayoría del tiempo, se encuentran bajo mucho estrés y están muy ocupadas, podrán confiar y apoyarse en ti durante tus visitas. 

 Es una actividad donde muchas postulan pero pocas quedan ya que es exigente: la selección incluye tests psicológicos realizados por voluntarios seguido por sesiones de capacitación que entregan las herramientas necesarias para asistir a los niños y niñas (capacitación psicológica, gestión de conflictos, empatía, juegos, etc).

¿Cuáles son las reglas?

Recuerda que ni Fundación Abrázame ni las voluntarias imponen sus reglas. Estamos aquí para apoyar el hogar y no cambiar el funcionamiento. Se pueden hacer sugerencias a través de Fundación Abrázame quien las derivará en caso oportuno a la dirección del hogar. 

Asimismo, los horarios de visitas depende del hogar mismo, Fundación Abrázame no se hace responsable de los horarios impuestos.

Este programa requiere un alto nivel de compromiso, ya que debe ser de manera regular y prolongado en el tiempo, así los niños aprenden a conocer a las voluntarias y las esperan semana tras semana generando un vínculo con los niños. Es necesario entender que uno no hace voluntariado para sí mismo, para llenarse de buenas experiencias o acciones sino para los demás: los menores con los cuales trabajan Fundación Abrázame y los hogares son niños que han vivido historias de separación repetida, de abusos de diversas formas, de violencia, de abandono o vulneración de derechos. Por lo tanto, sufren de diferentes grados de vulnerabilidad psicológica y afectiva y necesitan un cuidado y una atención particulares. Las voluntarias no pueden ser por lo tanto una fuente más de abandono o de separación y por ende uno se debe exigir de comprometerse por el bien de los niños.

¿En qué hogares puedo ir a abrazar bebés?

Desde el año 2017 colaboramos con el hogar Grada con el programa de voluntarias de trato directo y realizamos ya 3 convocatorias a voluntarias para el hogar!

Durante la última convocatoria (mayo 2019), reclutamos nuevas voluntarias que participarán en el hogar Casa Nacional del Niño como voluntarias.

¿Qué debo hacer si no estoy segura de comprometerme tanto?

Si no estás segura de poder visitar a los bebés por largos períodos de tiempo, es mejor que optes por un voluntariado temporal para no dañar a los pequeños que se apegan muy fácilmente.

Programa de voluntariado temporal

¡Crea experiencias y oportunidades!

Fundación Abrázame no solamente se involucra en los hogares de lactantes sino también en los hogares de niños y adolescentes (6-18 años). Para ellos, tenemos un programa más grande: a través de voluntarios, organizamos talleres y actividades de desarrollo de oportunidades. Eres psicólogo y quieres hacer un taller de arte terapia? Puedes enseñar robótica, ajedrez o yoga? Sabes bailar, cantar o contar cuentos?

¡Este voluntariado es para tí!

Puedes proponer un taller y te ayudamos a implementarlo y adaptarlo a los niños. Al igual que los niños y niñas en hogares de lactantes, los niños y adolescentes son vulnerables afectivamente y psicológicamente por lo tanto privilegiamos talleres que se puedan extender en una larga duración (3 a 6 meses) ya que se crean lazos afectivos importantes. Aunque son más grandes, dan mucha importancia a la regularidad en que uno imparte el taller.

Toma en cuenta también que los niños y adolescentes sobre todo son más afectados por lo que han vivido, el contexto familiar como su vida en hogares por lo tanto hay que usar de paciencia y psicología para relacionarte con la mayoría de ellos. Siempre contarás con el apoyo de la fundación para aprender a relacionarte con los niños en un principio o en el hogar. 

También como voluntario temporal, podrás asistir a actividades dentro y fuera de los hogares en forma grupal: se puede participar en la organización de actividades puntuales, celebrando festividades, participando u organizando paseos, realizando campañas de donativos y actividades recreativas.

Si eres profesor, puedes participar en talleres de reforzamiento escolar o de apoyo escolar, haciendo clases particulares, clases grupales o tutorando a niños y niñas para su tareas.

Este voluntariado se adapta según las necesidades de los niños y de los hogares entonces necesitamos el apoyo de todos para cubrir todas las necesidades!

Puedes también revisar las actividades que realizamos los años anteriores para ver lo que en general solemos organizar 🙂