Ana María Latorre Ardiles, lleva 37 años dedicada a su labor profesional a la infancia, en primer lugar, a la primera infancia en la JUNJI, posteriormente en la formación de profesionales Educadoras de Párvulos, luego en el SENAME, donde hizo una carrera profesional siendo supervisora técnica, luego coordinadora del área Protección de Derechos y finalmente Directora Regional Metropolitana.

Y fue en esa instancia profesional donde conoce la labor de FUNDAMOR, María Dolores Directora ejecutiva administrativa la invita a postular en el cargo de Coordinadora Técnica de las Residencia de FUNDAMOR, pasando por todo el proceso interno que se tiene y es así como el 2 de enero 2019 asumió el cargo de Coordinadora Técnica, teniendo como objetivo claros en primer término la consolidación de los equipos profesionales que intervienen con los y las niñas al interior de las Residencias, y uno de los objetivos de mayor relevancia fue la de dar inicio a las aliáceas estratégicas para mejorar la calidad de las actuales residencias, siendo estos los espacios físicos, uno de los elementos claves para revertir las graves vulneraciones de derechos que presentan los NNA.

Fundamor es la principal obra de la Congregación de Santa Cruz en Chile. En los años 60 se funda el Hogar San José en la comuna de Talagante y el Hogar Santa Cruz en Santiago. En el año 1991 nace Fundamor en Santiago como apoyos beca educativa para transitar al proyecto de las Casas Familiares el año 2000 y otros de prevención de vulneración de derechos de la niñez. 

Respecto al enfoque que le ha dado a su trabajo, señaló que “coordinar el equipo de las 3 Casas Familiares de la fundación, desarrollando el proyecto que postulamos que apunta a restituir los derechos vulnerados con foco en la familia, educación en un ambiente bien tratante, cariñoso y protegido pensando en cada uno de los niños, niñas y jóvenes. Dar inicio a la búsqueda y mantención de alianzas estratégicas que miren a los NNA como sujetos de derechos, que ellos se merecen por la triste historia que les ha tocado vivir”.

En este andar se encontró con una organización que denomina como maravillosa, llamada Fundación Abrázame, ya que después de un llamado telefónico de Cecilia Rodríguez, Directora Ejecutiva de Abrázame, a través de la página web, se inicia el trabajo en conjunto.

Fundación Abrázame ofrece obras de teatro para los niños y niñas, actividad que resultó muy bien. Esta actividad generó lazos entre ambas instituciones y se formaliza el compromiso de apoyar la remodelación de una de las Casas Familiares, junto con esto la organización de una fiesta de navidad y actividades recreativas para el verano. 

“Además, ellos asumieron la refacción completa de la casa ubicada en ARRIETA 7070, DE UNA CASA SIN VIDA LA TRANSFORMARON EN UN ESPACIO LLENO DE LUZ Y ESPERANZA PARA LOS 12 VARONES QUE ALLÍ SE ATIENDEN. Pensaron en todo, colores, formas un patio maravilloso, camas, colchones, sabanas, veladores, sillones, televisores, en fin, no me canso de enumerar las maravillas que hicieron, el compromiso con los y las niñas hasta el día de hoy, siempre saludando para los cumpleaños, para el día del niño para la fiesta de pascua que fue maravillosa llena de colores y con una dedicación completa para satisfacer a cada pequeño que habitan en las residencias. Puedo seguir hablando muchas cosas más solo puedo señalar que ojalá en este país existieran más organizaciones como Abrázame que sin esperar nada entregan tantas cosas de valor y dignifican el rol de la sociedad civil que hoy tanto requiere nuestros niños y niñas que hoy no tienen voz, pero si se tienen manos que los ayudan”, afirmó Ana María.

“La relación con el equipo y conocer con mayor profundidad el interés de los niños, ha significado fortalecer la relación de confianza y cada mejora que realizan está focalizada en el bienestar de cada niño y niña. Desde esta perspectiva compartimos una sintonía de enfoque sobre la niñez, que facilita el trabajo conjunto”, enfatizó la Coordinadora técnica de las Residencia de FUNDAMOR.

Respecto a los objetivos de la Fundamor para los próximos años, se busca continuar desarrollando un trabajo en Red con los niños, niñas y jóvenes que han sufrido vulneración de derecho a través de su proyecto de Casas Familiares, realizando un trabajo personalizado con altos estándares de calidad. 

Por otra parte, el 75% del trabajo de Fundamor está enfocado en la prevención de derecho de la niñez, con lo que trabajamos con la comunidad en contextos.