Hogar Santa Catalina

Dominique Camino es la Directora del Hogar Santa Catalina, ubicado en la comuna de Quinta Normal, y comienza esta entrevista contándonos un poco de su historia “soy una Profesora que nunca ejercí y de pasar del mundo laboral de la post venta y servicios al cliente, desde hace 7 años estoy a cargo del Hogar Santa Catalina”.

“Mi trabajo, en términos generales, consiste en administrar los recursos humanos y financieros, ser la tutora legal de los niños, tener sus cuidados personales y tomar decisiones en función del bien superior de cada uno de ellos”, relató la Directora.

La ONG Hogar Casa Santa Catalina, partió en el año 2008, un grupo de 6 matrimonios de orientación cristiana, quisieron hacerse cargo y colaborar con los niños que han sido vulnerados en sus derechos y tratar de reparar esto.

El trabajo se ha enfocado, en tratar de relacionarse con las familias de los niños, entregándoles herramientas para que haya cambios en ellos y puedan volver a vivir en familia (desde talleres de Habilidades Parentales, visitas supervisadas, enlaces con Municipalidades, Minvu, confección de CV, etc.)

“Si esto no resulta y ningún adulto puede hacerse cargo, nos vinculamos con otras fundaciones para que inicien la susceptibilidad de adopción”, comentó Dominique Camino.

Esta Directora, nos comentó sobre un caso que fue especial para ella. “Cuando recién llegué y no sabía nada, me vinculé fuertemente con un niño maravilloso. Él estaba en adopción y cuando se fue, tuve sentimientos muy encontrados, mucha pena y mucha alegría. Los padres de Dominguito, que así se llama, al menos una vez al año nos visitan con él, que ya tiene 8 años”.

Respecto a la relación del Hogar Santa Catalina con Fundación Abrázame, afirmó que mantenemos un vínculo desde hace 5 años o más y han sido fundamentales para darle más calidad a la atención de los niños, más alegrías, más conocimientos y han sido una presencia constante a través del tiempo sin fallar nunca”.

Objetivos de la Fundación Santa Catalina para los próximos años

Seguir trabajando con niños que han sido vulnerados en sus casas y /o familias, tratar que vuelvan a sus orígenes si estamos seguros que no serán más vulnerados y en caso de no poder asegurar ésto, buscar familias nuevas para restituirles el derecho a vivir en familia.