Eglis es venezolana, y hace un par de años llegó a nuestro país buscando mejores opciones laborales para ella y su hija. No obstante, no ha sido un camino fácil, a pesar de contar con títulos universitarios en computación y administración. Historia que nos relató mientras participaba en la jornada de entrega de giftcards de Fundación Abrázame a la que asistió junto a su hija y madre.

Ha trabajado en áreas verdes en comunas como Maipú y Renca, donde junto a su hija han ido superando cada dificultad. Hoy cuentan con la presencia de su madre, la que también tuvo un largo viaje desde Venezuela. Lo que le permite a Eglis sentirse más en casa y también poder trabajar con más tranquilidad, ya que antes no tenía ningún apoyo para cuidar a su hija.

Eglis es una mujer fuerte, que ha transmitido la valentía a su hija. La que se muestra orgullosa de su madre y a pesar de todo lo difícil de esta estapa, rien y se muestran muy unidas.

Hoy esta mujer trabaja como cajera algunos días a la semana, pero siente que se debe fomentar más el trabajo femenino. Y aprovecha de reiterar lo agracedida que se siente por la ayuda recibida de parte de Fundación Abrázame.