Jimena es una mujer simpática, energética y muy amable, y quiso ser ella misma la que nos cuente un poco de su historia y su participación solidaria en la toma Oreste Junior en Cerrillos.

“Soy mamá de 6 hijos la mayor de 34 y la menor 15, 4 hombres de 27,26,24 y 24. Llegue a Cerrillos por la reserva ministerial, por tantos hijos. Lo pasé muy mal no teniendo los medios como para alimentar a mis niños trabajé en las calles limpiando. Con mis gemelos acuesta termine mi 8°básico, ya con 34 años y criando a mis 6 hijos. Luego pude trabajar en un colegio de acá de Cerrillos entre de Auxiliar con 13 de años de servicio se me dio la oportunidad de ascender a Inspectora de Disciplina. Tuve que retomar mis estudios de enseñanza media, salía corriendo de mi trabajo para llegar a clases, algo súper sacrificado para mí y para mi hija que siempre anda conmigo. Termine con éxito mis estudios y así ya llevo 4 años de Inspectora de Disciplina”, relató Jimena.

“En esta pandemia descubrí muchas cosas que me hicieron más sensible, al mirar a las personas, vi que existían necesidades, hambre, frustración, tristeza e inquietudes y no había ayuda. Entonces se me ocurrió con otras personas hacer una olla común en el lugar donde vivo”, enfatizó Jimena

Esta mujer valiente, nos contó que fuimos súper bien recibidas trabajamos de lunes a sábado, no descansamos nada era de 10 a 20:00 hrs, no importando que detrás de nosotras habían hijos y familia. Para mí la gente era mi prioridad, llore cuando se cerró la olla común, me preguntaba dónde comería esa gente al otro día, tenía una angustia muy grande.

“Se me acercó una sra y me dice hijita que voy hacer ahora, no tengo donde comer, se me partió el Alma. Entre tanto ya se armaba el campamento en la Oreste plath que hasta hoy permanece, donde vi a caras duras vendiendo terrenos a los extranjeros y estos mismos a la vez con la dificultad que querer comprar, porque no tienen donde vivir. Familias durmiendo en el suelo con sus hijos, yo me recordaba cuando yo no tuve a nadie a mi alrededor, entonces dije tengo que hacer algo, pobres niños, y ahí empecé con Carmen Castillo a pedirle ayuda para estas familias. Tuve el placer de conocer a Carmen y que viniera a conocer la situación, salió llorando, no lo podía creer, y ustedes como fundación están haciendo un gran aporte a estas familias, no tienen agua no tienen luz, y hay niños y eso me inquieta. lo que puedan aportar ellos lo recibirán bien, lo veo cada vez que voy a entregarle las cosas”, relató Jimena.

-¿Cómo parte la formación de este campamento en Cerrillos?

Se juntaron todos los hijos que viven asignados en el depto a tomarse el terreno, ya que son muy pequeños y la toma se llama ORESTE JUNIOR 

-¿Qué ha significado la ayuda que ha sido entrega por Fundación Abrázame?

Muy valiosa la ayuda de ustedes.

-.¿Los habitantes de este campamento en formación, son en general inmigrantes?

Los habitantes son haitianos, colombianos, ecuatorianos, peruanos y chilenos.

-¿Qué elementos son requeridos con urgencia en el campamento?

Los elementos que se necesitan son para algunos forrar las viviendas, las camas, colchones, materiales de construcción, y el agua es lo más importante, zapatos y ropa para los hombres.

-¿Cómo se pueden hacer llegar las donaciones para este grupo de personas?, ¿Con quién se deben comunicar?.

Las donaciones pueden llegar a mi casa y yo voy entregando, de lo contrario podemos coordinar y entregarlas en el interior de la toma, mi número de teléfono es 940145305