Muchos dicen que los jóvenes solo están enfocados en sus metas, olvidando en muchos casos a quienes se encuentran a su alrededor. Sin embargo, no son todos, ya que hay personas que encuentran parte de su felicidad en la ayuda a otros, este es el caso de José Miguel Cabrera, Ingeniero Comercial y Voluntario de Fundación Abrázame.

José Miguel, nos relata cómo nace su vínculo con Fundación Abrázame “mi relación con Fundación Abrázame nace a finales de diciembre de 2019 y principios del año 2020, en donde, a través de la página web me inscribí al voluntariado, y deben haber pasado unos pocos días donde empezó una campaña para remodelar un hogar de menores (Fundamor). Me inscribí, y fui. Sin pensarlo 2 veces, fue la mejor decisión que tomé. Ya que, empecé a conocer en terreno las hermosas iniciativas que realiza la fundación. Conocí a la Directora de la fundación, a quien desde el día 1 admiré muchísimo; sobre todo porque daba el ejemplo, siempre estando donde las «papas queman», leal y fiel a sus ideales, y ver a todos los voluntarios ayudando y aportando, fue muy lindo”.

“Para mí, sinceramente ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida, tanto para mi alma como para mi corazón; ya que, desde ese día, he estado bastante presente con la Fundación. La remodelación de Fundamor fue increíble, quedó bellísimo. Además, para mí y en lo personal, tengo una especie de sentimiento encontrado (positivo), ya que, yo fui adoptado, salvado y bendecido, por lo que, para mí, es algo muy importante el tema de los niños en hogares de menores; porque sin intentar sonar cliché, me siento identificado con ellos, y quiero que tengan la misma oportunidad de amor en familia que tuve yo”, afirmó el Ingeniero Comercial.

Este Voluntario, afirmó que “por esa razón, estoy tan inmerso en la fundación y siempre que necesitan ayuda en algo, podrán contar conmigo. Siento que la lucha por mejorar las condiciones de los hogares, brindarles amor y apoyo, la llevo en la sangre, es parte de mi ADN, y ser voluntario también te ayuda a empatizar con otras realidades, ver en carne y hueso diferentes realidades, y todo lo hermoso que hace la Fundación, y todos los cambios y aportes que hacen a los niños. Para mí, ser voluntario de esta fundación, es más que un voluntariado, es un compromiso, para generar cambios y a su vez, generar conciencia social y difundir aquello mismo, para que más gente se sume a la Fundación, ya que realmente, me siento muy feliz y como le dije un día a la Directora de Abrázame, «usted me abrió los ojos» y estoy sumamente comprometido con todo lo que tenga que ver con ayudar a los niños de este país”.


Ante la pregunta si existe algún caso de ayuda que recuerde con más cariño, José Miguel, nos contó que “hay varios la verdad; durante la pandemia la fundación no paró de ayudar, y empezó a entregar cajas de mercadería y utensilios de aseo a muchas localidades donde necesitaban de una mano de ayuda. Me tocó una vez ir a las Lomas en Lo Barnechea, donde cada vez que tocábamos el timbre de las casas para avisarles de esto, salían niños y niñas, gente adulta, mujeres dueñas de casa, y ver la luz de alegría en sus ojos, realmente no tiene precio. Recuerdo una pequeña niña en particular, que me dijo «gracias tío», le brillaban los ojos, y fue una sensación que me llegó a emocionar mucho, y seguí afirmando, que esta fundación realmente genera cambios, cultivando la empatía, la solidaridad y como dice mi madre; «el amor mueve montañas». Con amor, con respeto y con compromiso, nada es imposible”.

Este Voluntario, termina fomentando el trabajo solidario

“Se los recomiendo desde el fondo de mi corazón. Súmense a realizar trabajos solidarios, a cultivar la generosidad y empatía. Les aseguro que es una actividad hermosa, que genera cambios reales, que aporta y difunde conciencia social, y sobre todo; además de recomendarlo al 100%, podrán ver y darse cuenta que no estamos solos en este mundo, que hay mucha gente pasándolo mal, y que una mano de ayuda no cuesta nada. Los dejo a todos cordialmente invitados a que se sumen a esta hermosa fundación”.