Fundación Beata Laura Vicuña es una organización sin fin de lucro dedicada a elevar la voz de las niñas, niños y adolescentes, quienes son los herederos de los valores de Laura Vicuña. Es gracias al esfuerzo de 60 trabajadores motivados a ofrecer a quien concurra a nuestras Obras una intervención que beneficie su calidad de vida velando siempre por su bienestar y derechos. Y para conocer un poco más de esta organización y su relación con Fundación Abrázame, te invitamos a leer esta entrevista.

¿Por qué y cuándo parte la idea de dar vida a la Fundación Beata Laura Vicuña?

La Fundación nace hace 29 años, con el objetivo de hacer una labor social que pudiera dar cuenta del legado que la Beata Laura Vicuña nos dejó con su pronta partida.

¿En qué se ha enfocado su trabajo?

Mi trabajo se ha enfocado en que la Fundación retome su energía y logre mantener su aporte a la sociedad en el contexto actual, lo que significa hacer de esta Fundación una institución formada por personas con la disposición de lograr en conjunto desarrollar la capacidad de flexibilizarse para adaptar nuestra misión sin perder el foco, pero con mira a las condiciones y necesidades actuales de la infancia y las familias Chilenas.

¿Recuerdas un caso en especial?

Todas las personas que en este periodo he conocido son casos especiales, las niñas de la residencia, los niños, niñas y familias del programa ambulatorio, las personas que visitan el Santuario… todos tienen historias y nosotros estamos disponibles para apoyarlos de diversas formas, somos un Santuario Vivo para todos los que necesitan amor, tranquilidad, protección, silencio, descanso… para ellos ahí estaremos.

¿Cuáles son los objetivos de la Fundación Beata Laura Vicuña  para los próximos años?

Tal como lo comente antes, estamos en un proceso de evaluar cuáles son las nuevas necesidades acordes a nuestra misión, en qué podríamos seguir siendo un aporte, con el fin de generar trabajos en esas líneas que sean de altísima calidad y sustentables en el tiempo.

¿Cómo partió la relación con Fundación Abrázame y qué ha significado para ustedes su colaboración?

La relación entre Fundación Beata Laura Vicuña y Fundación Abrázame partió el año 2017 a través de la Residencia Amor Paz Alegría. Durante estos años han fomentado un voluntariado colaborativo orientado al bienestar de las niñas y adolescentes. Han sido un grupo de personas que ha estado presente de manera continua y significativa logrando establecer vínculos positivos de confianza y de contención con las niñas.

Destaco su aporte además en las diferentes campañas y actividades que se han realizado en nuestra Organización, convirtiéndose Fundación Abrázame en un gran aliado para ir concretando nuestra misión de cuidar la dignidad y derechos de quienes más lo necesitan.